La tecnología es buena y necesaria pero mal utilizada puede acabar con el ser humano, acabar con nuestros sentidos, relaciones personales y aveces la vida.